Relatos de sobremesa: Ronda

alavera-ronda-2

En esta ocasión no vamos hablar de ningún restaurante o bar, tampoco de la experiencia gastronómica con un determinado plato. En este artículo hacemos hueco a un hotel. Eso sí, un hotel distinto situado en un enclave histórico dentro de una de las ciudades más bellas de España.

Nos vamos hasta Ronda, una ciudad con un encanto particular, cuna de grandes historias y monumentos naturales, todo ello sin olvidarnos de su gastronomía. Mención especial merecen dos lugares “el lechuguita” y “el almacén”. Pero nos adentramos en su zona más baja y descubrimos un monumento: los Baños Árabes del s.XIII, justo al lado nos alojamos en el Hotel Alavera de los Baños.

El hotel es un lugar con encanto, tranquilo y relajado. Llegamos el viernes para disfrutar de un fin de semana sin presiones y nos encontramos con una casa/hotel decorada de manera clásica y rural con detalles y antigüedades. Tras realizar el check-in, el encargado del mismo nos acompaña hasta la habitación. Una habitación doble coqueta con todo lujo de detalles para el descanso.

 alavera-ronda

Nos disponemos a conocer el entorno, no solo el hotel en sí, sino también sus alrededores. Sorprende el patio, pura naturaleza donde se mezclan los geranios, literas con el bambú y las flores con vistas del campo rondeño. Alrededor tiene tanto los Baños Árabes, como una iglesia y es un lugar ideal para dar un paseo hasta el puente y otros monumentos de la ciudad.

Comienza el sábado… ¡Un placer dormir en una gran cama! Pero lo mejor de todo es el desayuno. Todo cuidado al detalle y servido en la mesa. Comienza el festival gastronómico: frutas, panes y embutidos, donde destacamos, no solo los zumos naturales, sino las mermeladas caseras, nos sorprendieron con una de pimientos asados y otra de pera. Sin olvidarnos de algo tan dulce como pequeños trozos de brownie o tarta de zanahoria.

 alavera-ronda-3

Alavera de los Baños es un lugar de paz y tranquilidad para disfrutar de un fin de semana donde reina la lectura, los paseos por el campo o por la parte más bella de Ronda: su casco antiguo. En el hotel te sientes como en casa ¡Esperamos volver a repetir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *