Potaje de vigilia

Potaje 2

Estamos en plena Semana Santa y vuelven las recetas más tradicionales y típicas de estas fechas. Por eso, hoy os queremos recordar la tradicional receta del potaje de vigilia y aprovechamos para desearos un feliz puente de Semana Santa.

 Ingredientes:

300g de bacalao en salazón o desalado 300g de garbanzos
250g de espinacas frescas 1 cebolla mediana
1 pimiento rojo 1 pimiento verde
1 cucharada de pimentón dulce 4 ajos
2 zanahorias 1 puerro
1 tomate Laurel y sal (al gusto)

Preparación:

Dos pasos antes de comenzar la receta

  1. Poner la noche anterior los garbanzos en remojo con un puñado de sal. Lo dejaremos unas 12 horas aprox.
  2. Si el bacalao está en salazón y es un lomo grande, lo dejaremos en remojo 48 horas, cambiando el agua cada 8 horas más o menos, y siempre en la nevera. Si por el contrario es un lomo pequeño, con 30 o 24 horas será suficiente.

¡Comenzamos!

  • En una olla, cocemos los garbanzos a fuego lento, entre 15 y 20 minutos.
  • Una vez listo, y en una olla a presión, añadimos un litro de agua, dos dientes de ajo (pelados), la hoja de laurel y los garbanzos ya cocidos. Cocinamos todo esto unos 15 minutos
  • Mientras, realizamos un sofrito con los ajos, cebollas, tomate y pimientos en una sartén, con aceite a fuego medio, añadiendo la cucharadita de pimentón.
  • Una vez terminado lo de la olla a presión, dejamos que se libere el vapor y colamos el caldo en otra olla. Esto lo pondremos a fuego medio y añadiremos el sofrito y las espinacas frescas.
  • Dejaremos que se cocine unos minutos y probaremos para rectificar de sal.
  • En un bol, desmigamos el bacalao en trozos. Lo añadimos a la olla y vamos removiendo con cuidado para que se mezcle perfectamente. Bajamos el fuego y dejamos que se cocine durante unos 5 minutos.

Potaje 1 

¡Listo para servir y comer!

En muchos lugares de nuestra geografía, también se añade, por ejemplo, pan frito o huevo cocido. En realidad, existen varios modos de hacer este mismo potaje, pero son solo diferentes toques; la base es siempre la misma. Así que, ¡a probar versiones! Esperamos que os guste nuestra receta ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *