Nos vamos a un hotel boutique

Nos vamos a un hotel boutique 3

Dentro de las distintas clasificaciones en el sector de la hostelería, nos encontramos con el hotel boutique. Hemos ido hasta Córdoba para alojarnos en uno de ellos: el Hotel Boutique Caireles. 

Pero antes de comentaros toda nuestra experiencia, quizás os preguntéis qué es un hotel boutique. Este término se ha empezado a usar desde los años 80 en Europa para hacer referencia a aquellos pequeños hoteles de ambiente íntimo, relajado y trato muy personalizado, ubicados normalmente en los lugares más céntricos de la ciudad o en zonas con cierto dinamismo comercial. Además, son hoteles que muchas veces presentan temáticas e incluso podemos llegar a encontrarlos erigidos en edificios históricos. Ahora sí, tras conocer su definición, vamos a abrir la puerta de nuestro hotel.

El Hotel Boutique Caireles está ubicado junto a la Mezquita-Catedral, en una de las calles de la judería cordobesa, en concreto en la calle Cardenal Herrero. Desde las habitaciones se aprecia este monumento histórico, pudiendo escuchar las campanas de su torre, además de ver la increíble Puerta del Perdón. Os sorprenderán los detalles minimalistas y árabes del hotel, todo decorado en tonalidades claras, sin incidir ya en el excelente trato que allí encontraréis.

 Nos vamos a un hotel boutique 2

Las habitaciones respiran confort y tranquilidad, gracias a los colores blancos y grises que presentan junto a los detalles de madera y la decoración floral a base de claveles. El edificio carece de grandes instalaciones, pero es algo que se suple con sus magníficas vistas, que invitan a perderse por los callejones y callejuelas de Córdoba para descubrir su lado árabe, judío y cristiano.

En los Caireles te sientes como en casa, tranquilo y relajado, bienestar que te aumentará más a causa de la gran carta de almohadas para el descanso con las que cuentan, un detalle a agradecer. Tras un sueño reparador y antes de lanzarte a las calles de Córdoba, llega el momento favorito para aquellos que amamos los desayunos fuera de casa. En el antiguo patio de la casa, nos encontramos una mesa y una barra dispuestas para tomarlo, con una gran selección de zumos, además de café, pan, cereales y frutas.

En definitiva, el Hotel Boutique Caireles es un lugar para conocer Córdoba y pasar un fin de semana perdiéndote por su centro y conociendo sus rincones, olvidándote del coche. Solo nos queda agradecer el trato y esperar repetir en primavera para ver los famosos patios cordobeses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *