Cutty Sark, una historia de ultramar

adaptación 1000x500 2.jpgTras la creación de la marca en 1923, Cutty Sark pasa a ser uno de los destilados más vendidos alrededor del mundo. Su filosofía era la de crear un producto para los mercados más allá de las fronteras marítimas de Escocia, posicionándose como líder del mercado en EE.UU durante la década de la ley seca.

La decisión de usar un barco como imagen de la marca fue una de las mejores decisiones tomadas en aquella época. La imagen del barco Cutty Sark evocaba una distinción y clase mundial que contrastaba directamente con la época de la I post Guerra Mundial, al igual que la depresión económica en EE.UU y la puesta en marcha de la ley seca en todo el país. A partir de este momento la marca se posiciona como el referente del whisky, distribuyendo de forma secreta el destilado que sería el emblema de la prohibición en los mejores locales clandestinos de Nueva York. Se había diseñado un whisky específicamente para ser mezclado con cócteles socialmente.

Una vez revocada la ley seca, la compañía estaba lista para inundar el mercado norteamericano con Cutty Sark, aprovechando su fuerte reputación y el hecho que la marca se había estabilizado en el mercado negro de la época. Cutty Sark se convirtió instantáneamente en un clásico creado para ser mezclado. Pocos años después la marca era una de las más vendidas en Norteamérica manteniendo una importante posición en el mercado hasta nuestros días. Su filosofía de ultramar la ha llevado a varios países convirtiéndose en uno de los whiskies más destacados y referentes a nivel internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *