Cheesecake con cobertura de Pomelo

Cheesecake

A punto de finalizar abril y acercándose el mes de mayo, nos encontramos con el mejor momento del principal ingrediente de nuestra receta de hoy: el pomelo. Esta fruta ha sido algo olvidada en la cocina o no muy usada, quizás por su fuerte y ácido sabor, pero ¿conocéis los grandes beneficios de este cítrico?

Para empezar, el 90% del pomelo es agua y cuenta con menos calorías que otros cítricos. Es, además, una gran fuente de salud, ya que contiene vitamina C, ácido fólico, antioxidantes, potasio y magnesio, entre otros. Ayuda mucho en dietas y su zumo en ayunas es muy beneficioso para nuestra salud.

Por ello, os presentamos una versión para comer esta fruta de manera divertida: una Cheesecake con pomelo curd*

 Ingredientes 

Para el Cheesecake

2 sobres de cuajada ½ l de nata
½ l de leche Queso de untar (1 tarrina)
180 gr. de azúcar

 Para la cobertura de pomelo

150 ml. de zumo de pomelo 10 gr. de mantequilla
1 huevo 45 gr. de azúcar
5 gr. maicena

Cheesecake 2

Preparación

 Comenzamos por la cobertura:

  • Disolvemos la maicena con el zumo de pomelo. Hecho esto, añadimos el resto de ingredientes, excepto la mantequilla, pero sin mezclar, ya que le daremos antes un toque de microondas (aproximadamente un minuto).
  • Tras el toque, ahora sí mezclamos todo y lo volvemos a introducir en el microondas. Cuando consigamos la textura de cuajada, le añadiremos la mantequilla.
  • Una vez obtenida nuestra cobertura, guardaremos en un bote o tarro de cristal para que se enfríe.

Momento de hacer el cheesecake, una de las tartas más fáciles de preparar:

  • En un cazo o bol grande, añadimos directamente todos los ingredientes de nuestro cheesecake para pasar por la batidora y que se mezclen perfectamente.
  • Tras este paso, calentamos la mezcla a fuego lento, sin dejar de removerlo todo para que no se pegue. Cuando rompa a hervir, lo retiramos.
  • Volcamos el resultado en un molde y dejamos enfriar para que todo se cuaje. Reservamos un día en el frigorífico.

Antes de servir… con el molde todavía puesto, añadimos nuestra cobertura de pomelo. Ya está listo para emplatar y degustar junto a un té o un café. Todo un placer para los sentidos. Esperamos que os guste nuestra versión del cheesecake.

*Curd, una crema de origen inglés que se suele hacer con limón, para cubrir pasteles o tartas; se podría decir que es una cuajada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *